El rincon de los refranes

Curioso el tema de los intereses

      Hablando de economía, si esto de los intereses negativos se llegara a consolidar, marcará un antes y un después de un calado similar a las separaciones de las grandes clasificaciones de la Historia. Vamos, que puede llegar a darse la una situación en la que te cobren por ahorrar y te paguen por deber. La verdad es que a mis entendederas les cuesta trabajo asimilar que si pido una hipoteca a largo plazo pudiera resultar que, aun sin hacer pagos, debiera cada vez menos. O que si pido un préstamo, y quiero que no disminuya la cantidad pedida, me abonen una cantidad mensual. Lo dicho, complicadillo. Resumiendo: “Pagar por el ahorro, y cobrar por la deuda”.

     Ya decía un abuelo mío en sus tiempos que: “La propiedad va a estorbar”, pero ahora además: “Puede ser que estorben hasta los ahorros”.

     Estoy viendo toda la movida que está produciendo la famosa sentencia salomónica sobre la declaración de independencia de Cataluña que: “Queriendo contentar a todos, no lo ha hecho con ninguno”.

     No deja de asombrarme un detalle que, a mi parecer, está pasando desapercibido y que podría ser de suma importancia y clave para que no se produzcan más bravatas de este tipo.

     En todo proceso judicial uno de los factores importantes cuando se pierde un juicio es la indemnización reparadora de los daños ocasionados y las costas del mismo. Pues hete aquí que no aparece ninguno de estos conceptos por ningún sitio. Vamos, que estos señores después de provocar semejante desaguisado, con destrozo de mobiliario, pérdidas en negocios privados, con envío de fuerzas de orden público a su Comunidad para poner orden, … y un prolongado juicio para solventarlo, al final es posible que se vayan de rositas sin pagar un solo euro.

    No me gusta ser agorero, pero, “arrieritos somos” y si a estos individuos no se les pasa la factura, que nadie dude  que volverán a liarla. Y entonces nos acordaremos de: “Cuando se tropieza la primera vez con una piedra, es culpa de la piedra. Cuando se tropieza con la misma piedra por segunda vez, la culpa es solo de uno”, añadiendo que en este caso llevamos tropezando ni me acuerdo del tiempo.

     Y ya está bien de hablar de diálogo y proporcionalidad pues: “Igual que dos no discuten si uno no quiere”, “Dos no dialogan por lo mismo”, y si lo hacen no deja de ser: “Un dialogo de besugos”.

    Hay un dicho: “Si quieres que un niño no deje de llorar, dale siempre lo que te pida para que no llore” y esto es lo que está pasando con los independentistas, que como siempre han sacado tajada de sus quejas al final se han desbocado.

A. M.-Treceño

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search