El rincon de los refranes

Se olvidan que: “Del viejo el consejo”

    26844    Parece que hay políticos que les preocupa que una mayoría de población envejecida pueda repercutir en la formación de mayorías parlamentarias.  Vamos, que les molesta que en buena medida  nos gobierne el voto de los mayores. A este respecto les diría que el concepto de viejo o mayor, puede variar en función de varias circunstancias y sobre todo de la edad de quien se lo plantea, ya que es difícil marcar la raya en la cual se empieza a serlo. 

   Recuerdo una película cuyo argumento se basaba en que, como el Covid-19, la vejez era contagiosa, por lo que se procedió a encerrar a los más viejos en guetos para que no contaminasen,  llegando a imponerse duros castigos a quien escondiese alguno en su casa.

     Una vez encerrados los considerados viejos, resultaba que seguía habiendo contagios, aunque ahora al estar encerrados los de sesenta para arriba los contagios provenían de los mayores de 50 por lo que se procedió al encierro de los de entre 50 y 60. Pero igualmente la  gente seguía envejeciendo por lo que ahora los que contagiaban era los de entre 40 y 50, y ya para no alargar la historia, el final de la película era que los menores de 15 años querían encerrar al resto para no contagiarse.

      Es curioso que parte de la juventud actual, que creo que en general ha disfrutado de una situación que podríamos considerar privilegiada  en comparanza  con la de los mayores, les esté dando por cuestionar todo lo pasado con anterioridad. Esperemos que se cumpla que: “La adolescencia se cura con el tiempo”.

     Incluso con esta última moda de querer borrar la Historia al estilo Talibán, pretendiendo juzgar comportamientos de hace varios siglos con la moral del XXI. Esperemos que con los cuestionamientos sobre la mano de obra barata de aquellas épocas, no lleguen a plantear el derribo de las pirámides y los acueductos. Ya decía un famoso filosofo del Siglo de Oro: “Los ignorantes son muchos, pero  los necios son infinitos, y así el que los tuviere a ellos de su parte, ese será señor del mundo entero”. Es posible que dentro de no muchos años, el hecho de haber tenido que madrugar para ir a trabajar e incluso el haberte visto obligado a fichar en un reloj cuestionándose tu honestidad laboral, sea considerado como un trato vejatorio de escándalo y con estos criterios algún iluminado propondrá destruir nuestro legado. A este respecto Einstein dijo: “Dos cosas son infinitas, el Universo y la estupidez humana, y del Universo no estoy seguro”.

   Sobre la pandemia que estamos padeciendo por este virus originario de China solo quiero comentar que, pese a no entender cómo a alguien se le ha ocurrido esa palabra tan malsonante usada para mostrar temor a los madrileños, por mi parte sigo queriendo igual a todos los ciudadanos del mundo y seguiré encantado de que Madrid siga siendo la casa de todos.

    Y para terminar quiero traer a este Rincón un recuerdo para mi tía Fina, excelente hija, madre, esposa, y amiga de todo el pueblo de Villarejo. ¿Quién no ha ido a cualquier hora, cualquier día a por una revista a su casa? O a ver el Belén que montaba Moisés en su portal, siempre te recibía con cara sonriente. Y sobre nuestra  Historia, era un libro abierto.  Creo que el pésame, además de a sus íntimos familiares, nos lo tenemos que dar a nosotros mismos, por la pérdida de tan ejemplar mujer.

     Al terminar este Rincón ha acontecido la muerte de una ilustre persona, D. Norberto Pérez.  Sobre su recuerdo sólo repetir todos los halagos empleados para mi tía Fina. Y añadir que era un grandísimo profesional  y mejor persona aún si es posible. Qué gran pérdida para nuestro pueblo. DEP.

    Un lujo para los alcoranos tener como vecinos personas de esta categoría.

A. M.-Treceño

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search