El rincon de los refranes

Entre todos la mataron y ella sola se murió

   563efcb3 f916 4500 8ab3 31c95d9b7551 800

Es curioso que España esté a la cabeza de contagios y muertes en esta segunda ola del maldito virus del “no se sabe”, pero más curioso aún es que a nadie le dé por investigar cuáles podrían ser las causas. ¡Con lo fácil que es hoy día saber qué hacen los otros! Bastaría con aprender de ellos.

      Me pregunto qué tiene España que no tengan la mayoría de países que nos rodean. Seguro que un montón de costumbres y comportamientos, como el compartir mesa y mantel con familia y amigos con asiduidad, ser muy efusivos a la hora de saludarnos  y seguro que otras muchas. 

     No obstante, dándole vueltas me doy cuenta de que hay una diferencia que yo creo que en el caso de una pandemia es fundamental. Tenemos más presidentes de gobierno y parlamentos que posiblemente ningún país del mundo, y aquí es donde nace el problema.

    ¿Cómo se puede controlar una enfermedad que ataca a todos y en todas partes con políticas distintas en según qué territorio y quien esté de encargado en “la finca”? Dice el refranero: “Uno suele valer por muchos y muchos por ninguno”, y “Entre muchos meneadores, se quemó la miel”.

    Cuando un tema es de difícil solución y la competencia es de varios, es muy humano estar más pendiente de que la culpa sea de otro que de buscar un arreglo, vamos: “Hacer, o decir vamos hacer,  con tal de salvar los muebles”.

     Si a este diluvio de gobiernos le añadimos los intereses partidistas e incluso la intención de algunos de querer cambiar el modelo de sociedad, pues ya tenemos,  “Miel sobre hojuelas”.

   Resumiendo, creo que en España, lo que más nos diferencia en estos momentos del resto, es que estamos a falta de un gobierno único y serio que se dedique a gobernar de verdad, pues están dando la sensación de que: “No saben si meter criada o ponerse a servir” y que sepan que, “Más vale un “He hecho” que un “Voy a hacer”.

     Vamos, que después de miles de muertos y el colapso económico se reúnan dos presidentes y acuerden crear una comisión, es para un cómic de Astérix. Y de postre, como guinda del pastel, mientras dicen que hablan de colaboración y entendimiento se siguen autorizando manifestaciones.

        Cuando se dice que vamos a salir más fuertes de esto, me conformaría con que saliéramos más convencidos de que el estado de las autonomías es un drama para España, que sólo ha servido para alimentar las militancias de los partidos políticos.

    Y por si alguien piensa que a los nacionalistas se les va a contentar con concesiones y recortes de visitas a cambio de apoyos parlamentarios, que recuerden el dicho antiguo de: “Si quieres tener un hijo llorando de continuo, dale siempre lo que te pida para que no llore”.

     Para terminar solo quiero recordar al edil que ha recurrido al “playback” para aparentar saber inglés. Como en su día dije sobre los políticos que “abultaban” sus currículums, para vivir de la política no hacen falta títulos ni conocimiento de idiomas. Qué necesidad ha tenido de “make an ass of himself”.   

 A. M.-Treceño

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search